lunes, 26 de octubre de 2015

Uno de los ascensos más meteóricos de la historia fue el que protagonizó una joven cirquera y meretriz a quien hoy conocemos como la emperatriz Teodora de Bizancio, quien supo sobreponerse a un pasado bastante escabroso a tal punto que gracias a ella su marido pudo conservar el trono.La Emperatriz Teodora en el Coliseo (Benjamin-Constant)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada